HDADES. DE PENITENCIA

HDADES. DE GLORIA

CONSEJO DE COFRADÍAS

SEMANA SANTA DE ROTA

MÚSICA PROCESIONAL

GALERIA DE FOTOS

ESPECIALES

VOCABULARIO COFRADE

'EL GUARDABRISAS'

ENLACES COFRADES

CRÉDITOS

 


 

ENTREVISTA REALIZADA AL CAPATAZ MANUEL JESÚS PIZONES CÓRDOBA - AÑO 2016.

(Capataz del paso de Ntro. Padre Jesús de la Paz, María Stma. de la Caridad, María Auxiliadora del Colegio de las Salesianas y Ntra. Sra. del Carmen.)

(Pasar el ratón sobre la imagen)

¿A qué Hermandad perteneces?

Actualmente soy hermano de la Hdad. de la Salud, Hdad. de la Vera-cruz, Hdad. del Nazareno y la Hdad. del Carmen.

¿Qué pasos mandas actualmente?

Tengo el privilegio de mandar los pasos de Nuestro Padre Jesús de la Paz, María Santísima de la Caridad, María Auxiliadora del colegio de las Salesianas y la Virgen del Carmen.

¿Desde cuándo es usted capataz?

Pues mi primera vez delante de un paso fue en el año 2007, delante del paso de María Auxiliadora de las Salesianas, un año bastante curioso porque llovía mucho y se tuvo que hacer una procesión interior por el pabellón del colegio.

¿Cómo se define su estilo de capataz?

Me gusta que los pasos anden.

¿Le gusta la labor que realiza como capataz en los pasos procesionales?

Obviamente sí, si no no la realizaría.

Ser capataz es: ¿una afición o una devoción?

No es una cuestión de afición o devoción, las dos cosas van de la mano. La base fundamental es la devoción al Señor y la Virgen, pero la afición te permite perfeccionar tu trabajo, conocer las técnicas y mejorar cada día.

¿Qué fue lo que le motivó a ponerse delante de un martillo?

Pues sinceramente fue algo inesperado, la asociación de María Auxiliadora de las Salesianas allá por el año 2006 decidió no contar para el año siguiente con el que era por aquel entonces capataz de la Virgen y pensaron que el nuevo capataz podría ser yo, ya que los dos últimos años había sido costalero y participaba de la vida de la asociación, acompañado de algunos de los miembros de la Asociación que se encargaban de la procesión. Tras mucho pensarlo acepté porque me veía capaz y porque me sentía respaldado por mis amigos y familia; y hasta ahora.

¿Qué es lo más bonito de ser capataz?

Lo más bonito que tiene este oficio es sin duda las personas que conoces, las amistades que se fraguan en los pasos y los momentos inolvidables que se pasan delante del Señor y la Virgen.

¿Es complicado dirigir un paso?

El hecho en sí de dirigirlo, es decir, que vaya derecho por la calle y mandar las revirás no es excesivamente complicado. Lo complicado es dirigir a una cuadrilla, coordinar las agendas de 40 o 45 personas y que aún así llegue el momento de los ensayos y algunos tienen que faltar por enfermedad o trabajo, y ya hay que reorganizar el trabajo programado. El estar a la altura de las expectativas que tienen puestas en tí tu cuadrilla y no defraudarlos. Eso es lo realmente complicado.

¿Ser capataz es innato en la persona o se aprende?

Innatas en esta vida hay pocas cosas, respirar, comer y poco más. Lo demás hay que ir aprendiéndolo por el camino. Puedes tener más o menos facilidad a la hora de adquirir esos conocimientos pero en este oficio el aprendizaje debe ser constante, todos los días se aprenden cosas nuevas y los costaleros son los primeros que te enseñan cosas, en cada ensayo o en cada convivencia. El principal error que puede cometer un capataz es creerse que ya lo sabe todo.

¿Hay a veces cierto grado de vanidad entre los capataces?

Yo creo que hay cierto grado de vanidad en todas las profesiones, a todos nos gusta que nos regalen los oídos en nuestro trabajo o en aquello a lo que le dedicamos algún esfuerzo. Pero sinceramente creo que hay más humildad en la figura del capataz que vanidad. El esfuerzo y sacrificio que se hace y la carga de trabajo y responsabilidad callada que se soporta están muy por encima de esa falsa vanidad que se pueda tener. Además la vanidad es algo que te hará tener una carrera muy corta. Sólo desde la humildad se puede mejorar, aceptando los errores e intentando corregirlos, dejándose aconsejar y escuchando a tu gente.

¿Para ser capataz hay que ser antes costalero?, es decir ¿Hay que pasar por la trabajadera antes que por el martillo?

No es algo que sea una obligatoriedad, pero si que te ayuda a comprender y conocer mejor el trabajo y el esfuerzo de tus costaleros y que te permite tener un mejor conocimiento a la hora de plantear las chicotás, los relevos, etc.

Compléteme la frase: ser capataz es un privilegio, un gran orgullo, …

y una gran responsabilidad.

¿Ha evolucionado el andar de los pasos en Rota? ¿Y la forma de dirigir el paso?

Pues en algunos casos sí y en otros no.

¿Qué destacarías de positivo y de negativo en este cometido de ser capataz?

De positivo, el ser capataz te permite vivir momentos únicos delante de los pasos y percibir sensaciones en el público y tener momentos muy personales y disfrutar con tu gente una vez que se termina el trabajo.

De negativo, las preocupaciones que tienes durante la cuaresma, en los ensayos, la presión del día de la salida de que todo salga bien, del que no se lastime nadie.

¿Qué le parece el nivel existente de los capataces de nuestra localidad?

No soy yo quien para opinar sobre el nivel de mi trabajo y el de los demás compañeros. Creo que a esta pregunta deberían de responder los costaleros que son los que trabajan a nuestras órdenes y pueden evaluar nuestro trabajo.

¿Y qué le parece la nueva hornada de jóvenes capataces que van saliendo al frente de las cuadrillas de costaleros?

Perfecto, la regeneración en todos los campos de la vida es necesaria, lo importante es que esos jóvenes vengan formados, preparados y capacitados.

Sabemos que los capataces más jóvenes vienen pisando fuerte y han aportado muchas técnicas nuevas a la costalería. ¿Qué cree usted que habéis aportado? ¿Y qué crees que estáis aportando nuevo?

Bueno no se si hemos aportado o no. En el caso de mi equipo trabajamos con una idea muy clara desde el principio que era mejor las condiciones de trabajo de nuestros costaleros, es decir, que el esfuerzo que realizaran fuese realizado lo más saludable y correcto.

Ya desde nuestros comienzos apostamos por las cuadrillas con relevos, sustituimos las alpargatas por zapatos deportivos e informábamos a nuestros costaleros del trabajo debajo de la trabajadera con charlas de fisioterapeutas, trabajamos y mejoramos las posturas corporales en los distintos momentos del trabajo debajo del paso. Actualmente apostamos por la implantación en nuestras cuadrillas de un tipo de ropa que pensamos que es la idónea para trabajar. Tenemos un sistema de relevos pensado para no sobreesforzar al costalero y solemos analizar todos los aspectos que supongan una incomodidad o un inconveniente para su trabajo (altura de parihuelas, distancia entre trabajaderas, nivelación de los pesos, etc..)

¿En qué ha cambiado la forma actual de llevar los pasos de la forma antigua, digamos de hace unos 20 años aproximadamente?

Pues creo que ha cambiado la conciencia del costalero sobre el trabajo que hace y sobre todo de cómo tiene que hacerlo. El costalero de hoy está más informado sobre qué tiene que hacer y cómo lo tiene que hacer y se preocupa por su salud corporal.

¿Crees que el capataz debe ser hermano y sentirse involucrado con su hermandad?

Creo que el capataz no tiene por qué ser hermano, eso no hace que vaya a hacer mejor o peor su trabajo. Pero entiendo que es lo más correcto, ya que haces un trabajo para esa hermandad tu forma de contribuir y apoyarla como mínimo es hacerte hermano. De hecho yo soy hermano de todos las hermandades que saco.

¿Qué le parece la moda actual imperante entre los costaleros de cargar casi todos los días de la Semana Santa en diversas hermandades?

Pues me parece bien, mientras que la persona se sienta preparada y capaz de hacerlo me parece correcto.

¿Cómo persona qué cree usted que tiene que tener un capataz?

Pues tiene que tener varias cosas, capacidad de escuchar a lo demás, dotes de liderazgo, mucha comprensión, gran cantidad de empatía, tener capacidad socializadora y dialogante, muchísima capacidad de sacrificio y trabajo, y sobre todo un gran sentido de la responsabilidad y de realidad, tener los pies bien en el suelo.

¿Cuándo una Hermandad prescinde de los servicios de algún capataz, como crees que se debe de asumir por parte de los capataces?

Pues en mi caso lo tengo muy claro, cuando llegue el día que alguna Hermandad decida prescindir de mi trabajo agradeceré los años en los que han confiado en mí y sólo me cabría desear al que me sustituya que lo haga mejor que yo, eso significaría que la decisión ha sido por el bien de la Hermandad y en estos casos no hay que olvidar que, ante todo, la Hermandad siempre es lo primero.

¿Eres partidario de los capataces eternos en el martillo de una hermandad o deben de ir renovándose con el paso del tiempo?

Soy partidario de que si el que está hace un buen trabajo y tiene la confianza de la junta de gobierno no hay por qué cambiarlo. También entiendo que nadie se puede eternizar en un puesto y todos tenemos que saber cuando ha llegado el momento de decir hasta aquí puedo aportar y me retiro.

¿El capataz es el máximo responsable de la cuadrilla o la Hermandad?

Siempre el capataz, esa es su parcela, él hace la cuadrilla por lo tanto es el máximo responsable.

En la calle, ¿Quién crees que tiene mayor potestad, el capataz o el diputado mayor de gobierno de cualquier Hermandad?

El Diputado Mayor de Gobierno es la figura de autoridad más importante una vez que la Cruz de Guía se planta en la calle y el capataz debe acatar todas las órdenes o mandos que se den por su parte.

¿Y quién debe mandar en los pasos el fiscal de paso o el capataz?

Al igual que en la pregunta anterior, el trabajo del capataz se ciñe a lo que el fiscal de paso le va marcando en la calle. Por eso es importante que el fiscal asista a los ensayos y se coordine con el capataz para hacer un mejor trabajo en la calle.

A veces vemos en algunos pasos a muchas personas dirigiendo el mismo alrededor, más allá de lo común que es un capataz, su auxiliar y dos contraguías, inclusive se ha dado casos que se ha presentado un obstáculo y ninguno se ha percatado de ello. ¿Crees que realmente son necesarios tantos capataces y auxiliares entorno a un paso?

Son necesarios tantos capataces como el capataz cree necesarios siempre que cada miembro del equipo tenga una función clara que realizar en la calle. Aún así los acontecimientos en la calle pueden ser imprevisibles y como humanos que somos podemos cometer errores.

Tantos auxiliares, con tantas voces al mismo tiempo, tanta gente charlando alrededor del paso, cuando es imposible que debajo del paso los costaleros se estén enterando de algo ¿Crees que se pierde a veces más tiempo en esto que en mirar los pasos? ¿crees también que se le pierde el respeto a los pasos, y ya no sólo en Rota con este tipo de situaciones y lo comprometido que es dirigir un paso, de ahí los errores que se puedan cometer en balcones, bolardos, cables, umbrales, etc.?

Vuelvo sobre la respuesta anterior, si los auxiliares tienen claro cuál es su función y su cometido en la calle no tiene por qué haber jaleo ni voces de más alrededor del paso. Y ni mucho menos se le pierde el respeto a los pasos por estas situaciones. Un equipo bien coordinado hace un buen trabajo, si impera el caos y la desorganización seguramente el trabajo será malo. Pero el hecho de llevar un equipo de 5 o 6 miembros no hace inevitable que aparezca algún error puntual, somos personas y como tal podemos equivocarnos; al igual que el equipo de 4 que también puede cometer errores.

¿Y qué le parece la desmedida proporción de auxiliares o mal llamados “animadores de costeros” en los pasos procesionales de la Semana Santa en general? ¿Y la moda imperante de estos mismos repartir estampitas con publicidad incluida en el reverso?

Lo de “animadores de costeros” es la primera vez que lo escucho; es una figura que desconocía hasta ahora, pero si el capataz tiene a bien tenerlos y la hermandad se lo permite pues no veo la pega. Yo personalmente no los necesitaría.

En cuanto a lo de las estampitas, pues en mi equipo creo que fue de los primero en dar estampas desde nuestro primer año en las Salesianas. Repartimos estampitas en todos los pasos que salimos, sobre todo a niños y personas mayores, ya que es una forma de extender la fé y la devoción hacia esas imágenes. Pero nosotros no ponemos publicidad ni nada (risas).

(Pasar el ratón sobre la imagen)

¿Molía o Costal? ¿Por qué?

Costal. Porque es la herramienta que permite un trabajo más correcto y una postura más saludable para el costalero.

¿Capataz de paso de Virgen o de Cristo?

Capataz de la Virgen y el Señor

¿Qué diferenciarías entre la forma de llevar y dirigir uno u otro?

Pues diferencias muy pocas, la forma de andar de los pasos de Virgen es mas corta con un racheo más corto y un compás un poco más rápido debido al ritmo que marca la banda de música. Los pasos de Cristo tienen un racheo más largo y el compás más lento al ritmo del tambor de las bandas de cornetas o agrupaciones.

¿Prohibirías a un costalero suyo cargar pasos los días anteriores a la salida procesional del paso o de los pasos que usted vaya a dirigir?

No. No soy nadie para prohibir nada. El costalero es mayorcito y sabe perfectamente lo que puede y no puede hacer.

¿Los costaleros deberían de realizar ejercicios físicos antes de prepararse para cargar un paso procesional?

Lo ideal es que el costalero sea una persona activa durante todo el año, entendiendo como activa que realice cualquier actividad física de forma regular. El simple ejercicio de andar a diario es un deporte muy positivo para el costalero. Si hablamos de que tenga la posibilidad de acudir a un gimnasio para prepararse físicamente pues sería lo perfecto. Pero es importante que esa actividad sea habitual en el año.

Ya si hablamos de el momento de cargar es importantísimo que el costalero caliente y estire los músculos para prepararse para el esfuerzo físico que va hacer y estiramientos una vez que se termina, al fin y al cabo, en su visión más primaria esto no es más que un esfuerzo físico al igual que un deporte.

¿Crees que así se evitarían muchas lesiones en un futuro?

Sin duda alguna, toda preparación anterior y posterior evitan lesiones musculares.

¿Qué piensas de las últimas tendencias más modernas de los costaleros en el uso de costales como doble trama, arpillera, etc.? ¿Prohibirías algún tipo de costal, marcarías un estándar para todos tus costaleros?

Nosotros ya pedimos un tipo de costal en concreto a nuestros costaleros, que es de doble trama o arpillera, cualquier otro material no es admitido. Además del material el costal tiene que tener las dimensiones adecuadas, así como la morcilla.

¿Y en la moda de la colocación del costal en la cabeza tapando casi completamente la cara, algo que llega a veces a rozar el ridículo por la estética que ofrece?

Yo creo que el error lo comete el que se fija por donde tiene el costal por delante y no mira por donde lo lleva por detrás que es el sitio importante donde hay que fijarse. En este sentido uno ya se cansa de que el costalero sea la diana del cofrade envidioso o ignorante en la materia, porque el que le dé importancia a eso es que no sabe mucho de esto. Si el costalero se quiere poner la visera por los ojos porque le resulta más cómodo para hacer su trabajo pues perfecto. Prefiero eso antes que el que lleva el costal por la frente y la morcilla en la nuca, o el que le sale el flequillo por la visera.

Ahora bien, el que se fija en estas cosas, ¿se fija también en el hermano de fila que lleva la túnica arrugada, o que le queda corta, o que la capa le arrastra dos dedos, o que el capirote se le ha descolorido, el que no lleva los zapatos adecuados, etc...?. Parece que es más fácil atacar al costalero.

Y la moda de tirantas y tatuajes, ¿qué le parece?

Pues de igual modo el costalero que está cómodo en tirantas pues bien y el que prefiera mangas cortas también. Yo pienso que es algo indiferente, lo único que yo pido es que tanto el que lleve tirantas como mangas cortas, del paso salga cubierto por camisa o sudadera. Y lo de los tatuajes pues es algo totalmente aceptado e integrado en la actual sociedad, no veo donde está el problema.

¿Se ha visto obligado en alguna ocasión a expulsar un costalero por circunstancias de este tipo que hemos expuesto anteriormente?

Nunca.

¿Crees que algunos costaleros presumen en ocasiones de protagonismo en el entorno de los pasos procesionales? ¿Y qué le parece los costaleros con afán “pregoneril”?

De todo hay en la viña del Señor, como se suele decir. En general pienso que el costalero no presume de protagonismo, y creo que se le da más protagonismo por la gente que se fijan en ellos que el que en verdad ellos promueven. Todavía no he visto a ningún costalero que vaya por la calle llamando la atención o motivando escenas públicas. El costalero suele salir de su relevo se mezcla con la gente y de forma discreta se mueve hacia el siguiente punto de relevo.

En relación a lo del afán pregoneril es cierto que hay costaleros que en pro de motivar a sus compañeros sacan sus versión más poética y pregoneril; ojo, nada nuevo y desconocido, sólo que ahora las nuevas tecnologías lo sacan a la luz y antes no. Pienso que debajo de un paso se pasan malos momentos y esas palabras puede que te den el aire y la fuerza para aguantar cuando los kilos vienen fuerte. Si el caso es que se usa como vanagloria personal, ya es algo que no resultaría positivo.

¿Obligarías a un costalero a hacerse hermano de la cofradía que sacas?, en otras ciudades cercanas, si se hace ¿Por qué en Rota no se cumple esta premisa?

Yo no obligo a nadie a hacerse hermano, en todo caso será la hermandad la que imponga la norma de que la cuadrilla sea de hermanos. Personalmente pienso que un costalero no tiene por qué ser hermano de la cofradía que saca.

En otras ciudades se hace, yo diría en otras hermandades de otras ciudades se hace, en cualquier hermandad que sobren costaleros en las igualás es muy fácil obligar a que se hagan hermanos. Aquí en Rota, por desgracia, las igualás suelen ser muy justas.

(Pasar el ratón sobre la imagen)

¿Se está perdiendo el norte con los costaleros, que a veces se creen imprescindibles en las cofradías?

Eso es algo de lo que, por lo menos yo, no tengo la sensación. Mis cuadrillas no se sienten imprescindibles en las cofradías que sacan. Quizás en el pasado cuando las cuadrillas contaban con la gente justa y eran grupos muy cerrados o cuando las juntas de gobierno usaban a las cuadrillas para pagar determinado estreno pues a lo mejor, en ese caso, si se podrían ver como imprescindibles. Pero hoy en día, o más concretamente en mi caso, no pienso que sea así.

¿Crees que los costaleros se sienten como un hermano más en la cofradía o a veces creen tener más privilegios que un hermano de fila?

Pues creo que se ven como uno más y nunca con más privilegios que un hermano de fila. Al hermano de fila no se le pide que venda papeletas para una rifa, o que venda lotería de Navidad o que trabaje una barra; y al costalero si.

Que crees que hay en el costalero, ¿Afición o devoción?

Hay de las dos cosas. El que no tiene devoción no se mete debajo de un paso. Y para hacer bien el trabajo hay que tener afición a lo que se hace.

¿Están formados los costaleros a nivel espiritual, cultural y cofrade?

Pues hay de todo. Hay costaleros muy formados y otros que no lo están tanto.

Y los gritos a veces por parte de los costaleros desmedidos que se escuchan debajo de los pasos, ¿qué opinión le merece?

Si te refieres a gritos con el paso andando, no me gustan que se grite debajo de un paso, comprendo que es necesario el animar a los compañeros y como siempre suelo decir a mis cuadrillas, hay que animar sin gritar.

Si te refieres al grito que se da cuando llamas al paso, pues a veces es necesario porque es imposible escuchar la respuesta del costalero como no sea así, debido al bullicio de la gente o a que esté sonando la banda de música.

Hablemos de la forma de andar de los pasos, la tendencia de inmovilizar los pasos, y las vueltas de tornillo, ¿qué le parece?

Lo de la vueltas de tornillo es algo que no comprendo. No entiendo que se pueda estar revirando dos, tres y hasta cuatro marchas. Eso es algo excesivo e innecesario.

La tendencia de inmovilizar los pasos, pues esto va con las modas, en los años 90 los palios solían moverse de forma enérgica y casi descontrolada, ahora se estila un movimiento más controlado. Yo creo que cada paso y hermandad tiene que tener su estilo y su idiosincrasia y el error está en intentar copiar un estilo para todas. En ese caso se estaría perdiendo la personalidad de la propia hermandad.
En este apartado es fundamental que el capataz tenga un criterio en su trabajo y que de ese criterio, de esa forma de entender como tiene que andar un paso la hermandad lo tenga en cuenta a la hora de elegirlo para ponerlo delante del martillo.

¿Es usted partidario de tantos cambios en el andar de los pasos de misterio?

Pues creo que todo tiene su cabida y que cada hermandad tiene que tener claro que estilo quiere en su misterio, si quiere cambio o quiere ir de frente.

Yo personalmente soy de los que le gusta los pasos de frente, sin cambios. No obstante en los primeros años dirigiendo el paso del Señor de la Paz se hacían cambios porque la hermandad así lo requería y porque entendía que era apropiado. Con el tiempo hemos ido evolucionando hasta el día de hoy en el que el Señor anda al frente sin cambios, porque entendemos que es cómo mejor puede ir el Señor por las calles.

¿Qué tiene para usted el Domingo de Ramos?

El Domingo de Ramos es un día muy especial, tiene la ilusión del primer día de Semana Santa, tiene ese gusanillo en el estómago que a pesar de los años siempre aparece, tiene ese momento de cruzar la mirada con el Señor cuando lo visitas por la mañana, tiene esa cara de mi hija cuando la veo entrar en San Roque a por su palma, tiene esos momentos de diálogos previos en los salesianos con una cuadrilla que es una familia, son muchas cosas. En 8 años hemos vivido muchos momentos felices los Domingos de Ramos.

¿Qué esperas de cada Domingo de Ramos, y con qué momento se queda?

Del Domingo de Ramos espero disfrutar, porque es un día para disfrutar en todos los sentidos. Si tengo que elegir un momento del Domingo de Ramos me quedo cuando se abren las puertas de San Roque y entre el humo del incienso entran los rayos del sol y te dicen que esto empieza ya.

¿Y con que se queda del Miércoles Santo?

Pues del Miércoles Santo me quedo con todo, desde la Cruz de Guía hasta el paso de palio. Es una hermandad para disfrutar en todos y cada uno de los detalles que pone en la calle.

Desde el aspecto que me toca, desde el punto de vista de capataz de paso de palio me quedo con varios aspectos: la salida del Señor de la Salud desde el interior de la capilla es algo impresionante. La revirá de Gómez Ulla a San Clemente es algo precioso porque se consigue que desde la luz de una calle a la oscuridad de la otra sólo se vea la cara iluminada de la Virgen, es algo que te enamora. Y la calle Charco es algo para paladear y recordar.

¿Y qué lo hace especial el Miércoles Santo?

Pues lo que lo hace especial es que es mi hermandad, de la que he sido miembro de junta de gobierno, nazareno, costalero y ahora capataz; donde he crecido como cofrade y de la que mi mujer y mi hija también son hermanas y se visten cada Miércoles Santo. Un día que en mi familia se espera durante todo el año ya que participamos activamente en la vida de la hermandad y que se disfruta desde que mi hija se levanta y me dice “hoy sale la Cari y la Salú”.

¿Qué le falta en el aspecto del costalero a las procesiones de gloria que usted saca?

Pues tengo la suerte de sacar dos pasos de Gloria y en ninguno de los dos hay problemas de costaleros. El tiempo de glorias ofrece más facilidad para tener costaleros ya que no existe el trasiego de pasos que puede haber en Semana Santa. El costalero que suele venir a nuestros pasos de Gloria suelen saber a lo que vienen y al tipo de trabajo que pedimos, por eso suelen estar preparados en todos los sentidos.

Un martillo de alguna hermandad roteña con el que hayas soñado y que por cualquier circunstancia no haya estado a su alcance.

No soy de soñar martillos. Soy más de esforzarme en los que tengo y dar el 200%, si algún día llegara alguna hermandad que quiera contar con mi trabajo pues agradecidísimo, pero nunca pienso en qué martillo me gustaría tocar.

¿Y de fuera de nuestra localidad?

Pienso lo mismo que he respondido en la anterior pregunta.

¿Te ves reflejado en el espejo de algún capataz importante? ¿Quiénes son sus referencias?

Pues no me veo reflejado en el espejo de ningún capataz en concreto, intento aprender de todo lo que voy viendo y sacar los mejores aspectos de cada uno. Y con todo eso crear un forma de trabajo adecuada al contexto en el que me toca trabajar.

¿Y quién ha sido su maestro?

No considero que haya tenido maestro, soy un poco autodidacta. Me he formado de lo que he ido viendo y aprendiendo de la experiencia.

¿En la evolución suya como capataz, de qué fuente has “bebido”?

De Antonio Santiago, de los Villanueva, de Martín Gómez, Mariano Falcón y un largo etcétera de nombres. Ya digo que de todo se puede aprender, y no sólo lo bueno. También puedes aprender de lo malo, de lo que no debes de hacer o lo que no puedes aplicar aquí.

Responda brevemente:

¿Un Hábito?

La túnica de la Hermandad de la Salud.

¿Una Costumbre?

El día de las salidas procesionales voy a la Iglesia en coche escuchando “La Sangre y la Gloria”.

¿Una Marcha?

Virgen del Valle.

¿Una Virgen?

María Santísima de la Caridad Madre del Amor Hermoso.

¿Un Cristo?

Nuestro Padre Jesús de la Salud.

¿Un Plato durante la Semana Santa?

Torrijas hechas por mi mujer.

¿Un día de la Semana Santa?

Domingo de Ramos y Miércoles Santo.

Abandonarías la Semana Santa de Rota por algún motivo......

La abandono en momentos puntuales por conocer otras Semanas Santas.

¿Una Flor?

Lirio.

¿Un Lugar?

Debajo de un paso.

¿Una Procesión?

La del Miércoles Santo.

¿Un Secreto?

Si te lo digo dejaría de serlo.

¿Calidad o Cantidad?

Calidad.

¿Un Anhelo?

Volver a ser costalero.

Un Recuerdo de la Semana Santa que nunca se te olvidaría...

Son muchos recuerdo inolvidables, pero el momento de la primera vez que llamé al llamador del Señor de la Paz.

¿Qué crees que le sobra y le falta a la Semana Santa de Rota?

Le sobra envidia y le faltan muchas cosas.

¿No te pierdes nunca...?

Antes de nacer mi hija no me perdía nunca la salida de la Hermandad del Nazareno y su paso por la Capilla de la Caridad. Ahora nunca me pierdo su paso por Caridad.

¿Qué le parece Rota Cofrade?

Una completísima web para estar informado de todo lo que concierne al mundo cofrade roteño.

¿Un mensaje para nuestros visitantes?

Pues mandarles un saludo y desear que disfruten de este tiempo de Glorias en el que estamos inmersos.

¿Algo que añadir?

Dar las gracias al equipo de Rota Cofrade por esta entrevista y la atención que habéis tenido hacia mi persona. Aquí me tenéis para cualquier cosa que os haga falta.


Queda totalmente prohibida la reproducción integra del texto sin el consentimiento del autor,
así como la utilización de los datos o párrafos del mismo sin citar la procedencia y autoría.

El Equipo de Rota Cofrade no se responsabiliza de las opiniones vertidas en estos artículos.