HDADES. DE PENITENCIA

HDADES. DE GLORIA

CONSEJO DE COFRADÍAS

SEMANA SANTA DE ROTA

MÚSICA PROCESIONAL

GALERIA DE FOTOS

ESPECIALES

VOCABULARIO COFRADE

'EL GUARDABRISAS'

ENLACES COFRADES

CRÉDITOS

 


 

ENTREVISTA REALIZADA A ENRIQUE GALÁN BORREGUERO - AÑO 2011.

(Director de la Banda de Música Municipal "Maestro Enrique Galán")

¿Qué significa para usted la música?

Es gran parte de mi vida. No voy a decir que es todo, pero la música es gran parte de mi vida.

¿De dónde le viene la afición por la música?

Indudablemente me viene de haberla vivido desde pequeño en casa porque, como todo el mundo sabe, mi padre era el director de la Banda Municipal de Rota, la que a día de hoy lleva su nombre. Entonces desde pequeñito siempre he tenido relación con la música y la banda, siempre relacionado con todo esto.

¿Desde cuándo es usted director de la banda?

Oficialmente desde que falleció mi padre, aunque ya dirigí la banda hace casi un año de forma accidental antes de fallecer. Aproximadamente a finales de 1995, en el mes de diciembre o principios de 1996 por el mes de enero, ya estaba dirigiendo la banda.

¿Cuál es su principal cometido en la banda?

La dirección de la Banda y de la Academia municipal con todo lo que ello conlleva.

Su padre fue un gran director y un gran músico. Pero, ¿en qué se parece D. Enrique Galán Borreguero a su padre?

Quizás no sea el más indicado para decirlo. No sé. Quizás el pronto y el carácter fuerte que ha tenido mi padre y tengo yo. Yo reconozco que tengo un carácter y un pronto bastante fuerte, que por otro lado cuando estás al frente de una institución así y un grupo de personas, tienes que tener cierta capacidad de liderazgo y a la vez mucha mano izquierda, que es algo que creo que yo he aprendido de él: el tener esa capacidad de liderazgo en un momento determinado e imponerte con ese carácter fuerte, pero también tener mucha mano izquierda y ser compañero de la gente a las que por otro lado tienes que mandar.

¿Cree que Rota ha rendido un merecido homenaje a su padre, D. Enrique Galán González, por su gran labor realizada al frente de la Banda de Música?

Yo creo que sí. Quizás algunas cosas siempre quedan un poco en el tintero.

Tuvo muchos reconocimientos a todos los niveles. Lo que quizás le quedó o, mejor dicho, lo que no supo fue que a posteriori la Banda llevaría su nombre, que yo creo que es el mayor homenaje que se le puede hacer. Aunque algo se podría haber hecho antes de su fallecimiento aunque, evidentemente, se hicieron muchísimas cosas, entre otras se le concedió el título de Hijo Adoptivo de la Villa, que es un título y una distinción importante dentro del cuadro de honores de la Villa de Rota.

Yo estoy bastante contento del reconocimiento de que la Banda municipal, la Banda del Ayuntamiento lleve su nombre, el de su director más conocido y más famoso. Además, por encima de todo, estoy bastante contento de ese cariño de todos los que lo conocieron y todos los que de una manera trataron con él.

¿Llegó su padre a conseguir todo lo que deseaba y se propuso en la banda?

No, pero ni él ni nadie. Yo creo que todo el mundo siempre tiene aspiraciones de subir un peldaño más, de hacer algo más, pero no lo digo como algo negativo.

Yo creo que el día que yo no esté aquí, siempre me quedaran también cosas en el tintero por hacer. Yo creo que el decir me voy con todo hecho, es más una frase hecha que real. Yo creo que siempre queda algo que hacer.

¿Cuéntenos alguna anécdota vivida por su padre que usted conozca?

Tengo varias, algunas son confesables y otras podríamos decir inconfesables.

Una que recuerdo ocurrió hace ya mucho tiempo, cuando tocaba la Banda en el Nazareno de Rota. Creo que el Jueves Santo tocábamos en Sanlúcar de Barrameda, desde las cinco de la tarde, y después veníamos muy cansados a tocar al Nazareno. Un músico iba estrenando un instrumento, estrenaba un tenor. Llegando al ‘Bar Betis’, sobre las cinco de la mañana (hora muy crítica), ese pobre estaba dormido y salió de la formación para tomar algo. Cuando pasaba por la placita de enfrente al ‘Bar Betis’, que tenía bancos muy pequeños, no se dio cuenta y se pegó con el banco en la espinilla y salió revoleado. Todo el mundo de la banda llegó preguntando qué le había pasado, qué se había hecho; y llegó mi padre preguntando por el instrumento: “¿qué le ha pasado al instrumento?”. Después de aquello, cada vez que pasaba algo en algún sitio a algún músico, decíamos: “Maestro el instrumento”, y todo el mundo lo recordaba por esa anécdota. En ese momento pasó eso. Después se preocupó por el chaval. Él lo que se acordaba era que el instrumento era nuevo y se había caído. Vamos de hecho yo creo que se rompió hasta el pantalón.

Ya se recuerda como una anécdota graciosa por el hecho de llegar mi padre y preguntar por el instrumento que era nuevo y se estrenaba ese año.

Hay otra que recuerdo en el estreno de la marcha ‘Victoria del Patrocinio Gaditana’, en Cádiz, que no se puede contar porque entra dentro de las anécdotas llamadas inconfesables.

Rota, una ciudad con menos de 30.000 habitantes, sin conservatorio de música, ha llegado a contar con hasta cinco formaciones musicales durante algunos años. ¿A qué se debe el amor de los roteños a la música y el gran nivel que tienen nuestras bandas?

No es por echarle flores a mi padre ni echarme flores a mí, pero creo que evidentemente en gran parte él es el gran culpable de que esto sea así. Porque no hay que dejar de reconocer que la Banda y la Escuela municipal han sido el vivero y las fuentes de la inmensa mayoría de las formaciones musicales. Incluso la dirección del Orfeón Virgen de la Escalera también la inicio él.

Él empezó como director del orfeón y, tanto la banda del Nazareno como la Banda de la Fundación Zoilo Ruiz–Mateos sus inicios fueron con músicos salidos de la Banda municipal.

Yo creo que, en gran medidas, el culpable de esa cultura musical en Rota ha sido mi padre, gran responsable de lo que ha sido en Rota.

Además también gracias al esfuerzo y el hecho de que hay cierta predisposición siempre por los roteños al gusto por la música.

En toda la provincia, y especialmente en Cádiz y en Jerez, la Banda municipal es muy apreciada y querida y de hecho está considera como la mejor banda de la provincia. ¿Cree usted que el roteño y el cofrade de a pie se llega a dar cuenta de lo que tiene en su tierra?

No, yo creo que no. Sinceramente creo que no. Es un viejo refrán, pero es autentico que dice, “Nadie es profeta en su tierra”. Eso no lo hemos inventado nosotros, esta ahí y esta por algo.

Mi padre decía que el refranero español es muy rico y siempre tiene un refrán para cada caso. Y este creo no por manido, no viene al cuento, yo creo que es así. Y seguramente en muchos aspectos de nuestra vida, porque el roteño en general no aprecia lo que tiene y, en concreto en el tema de la Banda Municipal, yo creo que no se aprecia en toda su extensión todo lo que se debiera de hacer.

La Banda ha evolucionado de unos años atrás. Pero, ¿En qué cree usted que ha ido cambiando?

Los medios que tenemos a nuestro alcance al día de hoy y la formación de los músicos evidentemente no es la misma que hace algunos años.

Yo creo que en cuanto a calidad artística y musical ha evolucionado bastante, sobre todo llevado también un poco de la mano del repertorio que ha cogido la Banda. Se está tocando cosas bastantes más complicadas.

En la formación hay muchos músicos que a día de hoy están en conservatorios. La formación que se da a los monitores de la Academia municipal es más completa que la que se podía dar antiguamente, que mi padre era quien de forma exclusiva se dedicaba a todo. De alguna forma está un poco más profesionalizada.

En ese sentido creo que la evolución es evidente. Dentro de lo que es el nivel musical en comparativa con lo que se hacía en el pasado, yo creo que es bastante más elevada pero evidentemente tenemos muchos más medios que los que había en el pasado.

¿Podría decirse que actualmente la Banda está en el ranking número 1 de la provincia de Cádiz?

Hombre sería pedante por mi parte decirte que es así, pero lo que sí está claro que estamos ahí arriba y de las Bandas más consideradas. A unos les gustaran más unas y a otros les gustaran más otras, cada uno tiene sus preferencias.

A parte sabes que en el mundo de la música, igual por lo que tú conoces en el mundo de las cofradías, todo el mundo tienes sus intereses, todo el mundo tira un poco por lo suyo. Por ponerte un ejemplo, el de la Banda del Puerto de Santa María no va a decir que es mejor Banda la de Rota y, el de la banda de Rota no va a decir que es mejor Banda la de Puerto Real.

Yo creo que estamos ahí arriba. Hay bandas que tienen mucho nivel, pero con ninguna desmerecemos a la hora de tocar.

Estamos ahí, cada uno tiene sus preferencias y cada uno dirá que mejor es una y otra. Lo que sí creo que es bueno mantener siempre ese nivel, que creo que la Banda lleva muchos años ahí arriba, en ese escalafón de las primeras bandas.

¿Cree usted que la Banda ya ha llegado a tocar techo?

No, ni mucho menos. Al contrario, hay muchas cosas que mejorar, muchas cosas que se pueden pulir y mucho que aprender y yo sería el primero. Quedan muchísimas cosas por hacer.

¿Qué diferencia la Banda municipal de las demás?

Hombre en primer lugar la historia, la historia más antigua y la más reciente. Si no recuerdo mal por los estudios realizados por D. Juan Miguel Villalba ya hay referencias de la Banda Municipal en el año 1830. Y la historia reciente, desde año 1964, que mi padre, D. Enrique Galán González se hace cargo de la Banda, y estamos a punto de cumplir los 50 años.

Incluso desde 1961 ya empezó D. José Berenguer a formar la Banda y, antes de que eso se perdiera en el año 1964, mi padre recupera lo que hay y lo lleva a las cotas que lo llevo.

Sin embargo, las otras bandas en historia la que más puede tener son 25 años poco más o menos. Entonces el arraigo y la historia, y el hecho de ser la Banda municipal, creo que esa palabra engloba que es la Banda de todos.

La Banda de Música de la Fundación es una banda compuesta por roteños y la Banda de Música del Nazareno igual, pero una es la Banda de la Hermandad del Nazareno y la otra es la Banda de la Fundación, pero la Banda Municipal yo creo que es la banda de todos y, por eso y por su historia, creo que es la mayor diferencia.

¿Con cuántos componentes cuenta la Banda actualmente?

Cuando están todos, que suele ser Semana Santa (cuando toca toda la escuadra de tambores y la escuadra de cornetas) tocan alrededor de unos 90 músicos. En conciertos de otro tipo de música, evidentemente no tocan ni los tambores, ni los cornetas, aparte como todo el mundo sabe no es una Banda profesional, suele haber una media de 70 músicos.

De todas maneras en este punto me gustaría destacar un poco el papel de la Academia, porque aparte de la Banda, hay chavales estudiando en la escuela y, que aunque la Banda sean 90 personas, pero entre la escuela de infantil, el aula de solfeo, el aula de instrumentos, … a esos 90 habría que añadirle casi unas 100 personas más, que no tocan en la Banda hasta que no adquieren el nivel considerable para incorporarse a la formación.

Durante la Semana Santa la Banda Municipal acompaña a los pasos con un gran número de componentes. Pero, ¿participan todos los miembros durante el resto del año?

Ya te he dicho que normalmente suelen participar durante todo el año, ya que aquí tenemos la filosofía de que no sólo se toca en Semana Santa. Para pertenecer a la Banda municipal hay que pertenecer a ella durante todo el año. Evidentemente uno falta un día, otro falta otro, etc. Ya te digo la plantilla estable puede estar en una media de 70 músicos por actuación, pero actuar en general lo hacen todos durante todo el año, ya que pertenecer a la Banda no se limita tan solo a la Semana Santa.

En Rota tan sólo podemos disfrutar el Viernes Santo de su magnífica Banda. Pero, ¿cuál es el motivo por el que las bandas roteñas opten por tocar en otras localidades?

Primero es porque la Semana Santa de Rota no es precisamente muy extensa. Prácticamente hay una salida procesional cada día. El Domingo de Ramos, ‘la Borriquita’ no es un paso para llevar una banda de música. El Lunes Santo el Cristo del Amor no lleva música, y es una cofradía muy reciente y los compromisos de las bandas vienen de muy atrás, entonces es difícil volver a acomodar tu calendario a la creación de nuevas hermandades, a parte que el caché de la Banda es bastante alto. Me imagino que el de las otras también. Entonces en una hermandad de reciente creación está difícil en ese sentido. El Cautivo no tiene música. El Miércoles Santo, en la Salud, hasta hace poco tocaba la banda de la Fundación Alcalde Zoilo Ruiz–Mateos; las razones por lo que lo dejaron no las sé. Nosotros tenemos nuestros compromisos y es complicado. El Jueves Santo y la Madrugada, a las dos cofradías que hay les toca la Banda de Música del Nazareno, una a los Dolores y la otra a su propia cofradía que es Nazareno. Y el Viernes Santo nosotros no nos podemos partir por la mitad, nosotros tocamos en la Veracruz, y el otro paso que sale es la Soledad, pues tiene la Banda que tiene y no sé cuáles serán sus razones. Nosotros antiguamente tocábamos en la Soledad cuando salía el Sábado Santo. Cuando pasó del Sábado Santo al Viernes Santo tuvimos que optar por una que, en este caso, fue Veracruz. Y el Domingo de Resurrección lleva una banda de Rota, la Banda de cornetas y tambores de la Fundación.

Tampoco creo que se pueda hacer muchísimo más, porque las salidas procesionales que lleven banda de música en Rota son muy pocas.

Pero independientemente del número reducido de cofradías que hay en Rota, y el estilo de cada hermandad, ¿Crees que el músico no se siente plenamente valorado en su ciudad y buscan tocar en otros lugares que valoran más a la banda?

Te mentiría si no te dijera que a la gente de la Banda le gusta tocar en cofradías grandes, en cofradías de capital, porque por otro lado todo tiene más repercusión, y eso implica y conlleva también ese reconocimiento al que me haces referencia. Y, además es que en Rota cada una de las bandas están identificadas con una cofradía. Evidentemente, en la Banda del Nazareno es clara la vinculación. Yo siempre he identificado a la Banda de la Fundación con la Hermandad de la Salud, aunque hace unos años ya no están, según informaciones que tengo no va a tardar mucho en que vuelvan a la cofradía.

Y, evidentemente, la Banda municipal es ‘Vera-Cruz’, es verderona, eso es innegable.

La Banda Municipal ha estado muy vinculada a la capital gaditana. ¿Por qué motivo esta banda ha dejado de acompañar a hermandades de la capital gaditana?

Bueno, hemos dejado de acompañar a algunas hermandades pero hemos acompañado a otras. El Domingo de Ramos no hemos cambiado; el Lunes Santo, después de muchísimos años tocando en el Prendimiento, no estamos ahí pero estamos en la Cofradía de la Palma. El Martes Santo estábamos en Piedad, pero en este caso fueron diferencias económicas, y las hermandades no están pasando buenos momentos y eso fueron los motivos. Y el Miércoles Santo prácticamente lo mismo, nos salió un contrato en Jerez, y no nos pusimos de acuerdo con la Hermandad que salía ese día en Cádiz. El Jueves Santo tocábamos en Afligidos y el Nazareno, pero tocábamos cuando se dividía la Bandas; cuando yo me hice cargo de la misma decidí no dividir la Banda. Cuando se terminó el contrato con la otra cofradía, la Banda tenía que decidir por una o por otra hermandad, finalmente nos quedamos en el Nazareno. El Viernes Santo, al día de hoy, podíamos estar tocando en Servitas, porque tocamos un año, precisamente el año que no salió Vera-Cruz con música, y estaban encantados con nosotros, si por ellos fuera allí estaríamos también. Pero bueno, nuestro vínculo nos decía que teníamos que volver a nuestro pueblo y a ‘nuestra hermandad’ que siempre ha estado ahí. El año pasado concretamente nos llamaron para tocar en el Santo Entierro, pero tenemos un compromiso desde hace muchos años en Arriate (Málaga), por lo cual tampoco podemos ir.

De hecho, el año pasado participamos en los conciertos de Cuaresma de la Fundación de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz y la recuperación histórica que se está haciendo en los últimos años. Este año posiblemente también repitamos, al igual que el Pregón de la Semana Santa de Cádiz, que ya tenemos el ofrecimiento para este año.

En la capital seguimos estando presentes.

Muchas bandas de música sueñan con acompañar un paso en la Semana Santa de Sevilla. ¿Para cuándo un contrato en Sevilla? ¿A qué Hermandad le gustaría acompañar?.

Si te soy sincero, hemos hablado con muchas hermandades de Sevilla y ha habido posibilidades muy cercanas de haberlo hecho. El gran problema que hay con las bandas en la Semana Santa de Sevilla, es que éstas se ofrecen por nada para tocar.

Eso lo pueden hacer bandas que no tienen contratos, que tienen un cache bajo o que están acostumbradas a tocar en Sevilla y saben lo que hay, saben a qué atenerse. Pero nosotros tenemos afortunadamente completa la Semana Santa y con contratos altos. Si lo piensas, ¿vamos a dejar contratos que tenemos hechos de muchos años por irnos a tocar a Sevilla por ‘tres gordas’ por decir que estamos tocando en Sevilla?

El día que vayamos a tocar a Sevilla será porque haya una hermandad que valore lo que está contratando y valore realmente la opción de la Banda Municipal de Rota como tal y pague lo que entendemos nosotros que vale la Banda Municipal.

Entonces es muy complicado entrar a tocar en Sevilla, porque las hermandades pagan poquísimo. Nosotros hemos estado a punto de entrar en muchas cofradías, pero a última hora llega alguna que viene por 1500 euros y pagan encima las flores. Nosotros no podemos entrar al trapo porque, por otro lado, la Banda trabaja durante todo el año, a los músicos se les exige durante todo el año, les aprieto mucho todo el año, y es la única posibilidad que tienen de sacarse un dinero extra (que prácticamente se lo gastan a las dos semanas, en la Feria de Rota, que es donde se invierte el dinero que se cogió por tocar en Semana Santa).

Yo creo que siempre hay que valorar el trabajo de uno, y si no tuviéramos contratos pues tal vez nos tendríamos que bajar un poco el caché, como hacen otras bandas.

Prácticamente, al día de hoy no es el caso, y pienso que el día que entremos en Sevilla, me gustaría entrar con todas las consecuencias, que se nos valore como tal y no decir que como le hace falta las flores a la Virgen se las regalamos también. Además que esa forma me parecería desmerecer al resto de las cofradías en las que tocamos. En este caso desmerecemos en Rota a Vera-Cruz, en Cádiz a otras, etc. Vienes aquí a tocar por este dinero y te vas a Sevilla y prácticamente estás pagando por tocar. Me parecería desmerecer al resto de cofradías que cuentan con nosotros.

En realidad no tengo ninguna predilección especial por tocar en alguna hermandad en concreto en Sevilla. Sería poco original si te dijera la Macarena, la Esperanza de Triana, etc. De hecho la Esperanza de Triana, y hay testigos de ello en Rota, como D. Juan Antonio Díaz, que sabe que a nosotros se nos pidió presupuesto cuando se contrató la Banda de Música Santa Ana de Dos Hermanas. A una de las Bandas que primero se le pidió presupuesto para ir a tocar a la Esperanza de Triana, fue a la Banda Municipal de Rota. Lo que ocurre que nosotros ni siquiera le dimos el presupuesto, porque nosotros llevamos 20 años tocando en el Nazareno de Cádiz y no es nuestra filosofía el ir dejando a una hermandad por coger otra. Además tampoco sabíamos lo que iba a durar en años y que nos coge muy lejos una ‘Madrugá’ entera. Mucha gente en Rota no se cree que la Hermandad de la Esperanza de Triana fue a una de las Bandas que primero se le pidió presupuesto, pero hay muchos testigos y evidentemente fue así. De hecho, también tenemos amistades en la Hermandad de los Gitanos.

Me comprometería un poco si te dijera en cual queremos tocar, porque para tocar en Sevilla tenemos que dejar alguna de las que tenemos, y no me gustaría desmerecer a ninguna con las que estamos. La que venga bienvenida será.

¿Han tenido contactos con hermandades sevillanas? ¿Con cuáles? ¿Y porque motivos no se ha podido llevar a cabo estos contratos en Sevilla?

Hemos tenido aparte de la Esperanza de Triana, con los Javieres, con Siete Palabras y con algunas más pero no recuerdo ahora, pero por lo menos con cuatro o cinco. Los motivos por lo que no hemos tocado son los de siempre, el principal es el tema económico. Las Bandas bajan mucho de precio para estar allí, incluso pagan hasta las flores. Al fin al cabo todo el mundo tiene muchas referencias de nosotros, pero no somos una Banda de tocar en Sevilla, no todo el mundo se arriesga a traer una banda de fuera.

En una palabra podría definir el nivel de la banda actualmente.

Lo sencillo sería decir que es muy buena, pero la palabra sería en crecimiento constante.

Usted en tiempos atrás nunca ha sido muy partidario del uso de cornetas en su banda. ¿Qué le llevó a incluirlas en su banda?

La verdad que yo no era muy ‘capillita’, por usar un término más o menos así, pero cuando ya te metes un poco en el mundo ‘capillita’ te das cuenta de muchas cosas.

El problema de las cornetas es tener una buena afinación. Entonces para tener unas cornetas si no tienes muy buena afinación, eso no hay quien lo escuche. Pero una vez que te metes en el mundo ‘capillita’, un poco más en el mundo cofrade por decirlo de alguna forma, tú ves como se valora el tema de las cornetas.

Yo siempre digo que aprendo día a día. Y una de las cosas que aprendí es la aportación que tienen las cornetas, sobre todo el timbre de la Banda, porque el papel de las cornetas lo puede hacer perfectamente las trompetas de la Banda. Pero sí es verdad que, cuando te vas dando cuenta y aprendes un poco y creces musicalmente, te das cuenta de lo que le aporta y que le da un colorido especial. Yo diría que hasta le da un toque de desafinación dentro de la afinación que es muy bonito; le aporta mucho a la Banda y le da otra cosa a la Banda, le da otro timbre. Vamos, le da incluso más fuerza. Es cierto que siempre hay que aprender algo cada día y yo es algo que he aprendido en este mundo.

¿Es más partidario de marchas clásicas o marchas más contemporáneas?

Yo no creo que todo lo clásico sea bueno, y que todo lo contemporáneo sea malo. Hay cosas clásicas que son buenas, en su día se hicieron cosas que son buenas y no han ido quedando. Si entendemos como clásico lo que ha quedado, prácticamente lo que ha quedado es lo bueno, con lo cual todo lo clásico estoy a favor de ello. Pero si es cierto que hay cosas contemporáneas que son bastante buenas.

Es más, hay compositores con una formación y unos conocimientos muy notables a la hora de escribir. De hecho marchas de estas que decimos contemporáneas que en su día se convertirán en clásicos.

¿Qué instrumentos le pueden llegar a faltar para estar a la altura de una Banda Sinfónica?

Fundamentalmente todo el tema de la cuerda.

La procesión en la que ha tocado que mejor recuerda.

La que mejor recuerdo como músico es un recuerdo lejano. Aunque parezca mentira y mucha gente pueda dudar de lo que digo, tengo vago recuerdo de cuando tenía cuatro o cinco años. La Banda, la Banda de cornetas municipal, tocaba en la Borriquita de Rota y yo empecé ahí tocando el timbal. Yo creo que esa ilusión que yo tenía por tocar de pequeñito; incluso después la noche del Nazareno, siendo yo un poco mayor, que mi padre no me dejaba tocar la noche entera, sino tenía que incorporarme por la mañana para tocar. Esa ilusión esas ganas de tocar cuando eres tan pequeño como músico eso es lo que recuerdo.

Y como director, no sé si es la mejor o la peor, lo que sí que tengo es un recuerdo imborrable de la primera Semana Santa que yo fui como director, no de forma oficial, porque mi padre estaba en vida todavía. Hablamos del mes de marzo de 1996, antes de la salida de la procesión del Nazareno de Cádiz, recuerdo que llamé desde esta cabina, que actualmente se encuentra en el mismo sitio, para preguntarle a mi madre como se encontraba mi padre. Y me dijo que me lo iba a poner al teléfono. Fue la última vez que escuche hablar a mi padre. Ese día le hicieron una operación complicada, le pusieron una cánula especial que ya después dejaría de funcionar porque sus cuerdas vocales no daban ya para más. La verdad aún lo recuerdo y me emociono mucho porque en aquel entonces mi padre ya no hablaba y aquel día habló porque le pusieron aquello. Aquel día que yo salí en esa procesión el ánimo cambió, ese día yo era el ‘tío’ más feliz del mundo, porque pensaba que eso era el primer paso. Después evidentemente no pudo ser.

Aquella procesión en la que nunca hubieras querido estar o aquel contrato que jamás volvería a firmar.

Puedo tener experiencias más positivas y menos positivas, pero yo siempre me quedo con lo bueno de las cosas. Pero hasta el punto de no volvería a hacer esto…. En todo caso intentaría hacerlo mejor, aunque no hubiese sido la culpa nuestra, pero con conocimiento de causa ayudaría a la cofradía para que las cosas nos salieran bien. Tanto como decir no volvería a tocar… no, sino que si tuviéramos que volver a tocar lo haríamos para que la cosa saliera de la mejor forma posible, ayudando a la cofradía en la medida de lo posible y en las medidas que estén a nuestro alcance.

No creo que haya hasta el punto decir no venir, siempre me quedo con lo positivo, siempre se aprende de todo, incluso de esas situaciones. Incluso puedes aprender a decir que no me meto más en esto. Siempre sacas algo bueno, alguna enseñanza. Yo nunca diría no volvería a esto. De todo se aprende algo.

¿Cuál es la actuación más rocambolesca que ha vivido usted como director?

Recuerdo que en una procesión de la cofradía del Nazareno de Cádiz. Se murió un cargador del paso del Nazareno, no donde iba la Banda, pero si en el de delante. Fue un poco duro. La hermandad empezó a ir en silencio y entonces empezó a llover. Fuimos a paso agua. No fue la mejor noche en la que tocamos.

¿Exigen las Hermandades un esfuerzo desmesurado a los músicos que acompañan a sus pasos o llegan a comprender que detrás de cada músico hay una persona?

Normalmente exigen bastante. También se suele decir que el que paga exige. Yo por otro lado me pongo en su lugar y también lo entiendo. Lo que sí es verdad es que a veces los que están en las cofradías no suelen entender que el hacer un paso en un momento determinado, una ‘chicotá’ sin música puede resultar que a lo mejor la Banda vaya mejor a lo largo del recorrido, porque en un momento determinado la Banda puede necesitar un descanso y si ese descanso no lo tiene en ese momento determinado después no hay ya vuelta atrás, porque te has cargado el labio, sobre todo de la gente del metal.

Si en un momento determinado necesita un descanso, como por ejemplo a mi muchas veces me dicen mis músicos “Quique para un poco, que esto no es un tocadiscos. Vamos a hacer un descansito. Habla con ellos, tú se lo pides de la mejor manera posible”, hay gente que acceden y otros que no diciendo que “ahora viene esto, no sé cuanto....” y, evidentemente el que la Banda vaya a gusto es importante y el que la Banda en un momento determinado se sienta entendida para que en un momento determinado se le dé ese pequeñito descanso, al final es mejor.

¿Hasta qué punto se le puede exigir en la calle lógicamente una hermandad a una banda de música?

Hombre, es que hoy en día se está poniendo muy de moda eso de enganchar marchas una detrás de otras. Nosotros hemos llegado a enganchar ocho marchas, una detrás de otras, y como tú comprenderás la última no se puede tocar igual que la primera. Estamos hablando de enganchar ocho marchas. Ponle una media de cinco minutos cada una y estamos hablando de que no ha parado la banda de tocar en 40 minutos.

La experiencia te va dando mucho. Los distintos componentes de las cuerdas se van turnando, una parte la tocan unos y otra la tocan otros. La verdad que últimamente a las bandas se le exige bastante.

Donde tocamos ocho marchas seguidas fue en la Palma y en Piedad en Cádiz, pero en ambos casos ha sido más empecinamiento de decir “a ver quien puede más ellos o nosotros”, porque los músicos también tienen su amor propio. Esta gente son cuadrillas fuertes que tienen muchos relevos y que cuando hacen un relevo cambian el paso entero. Normalmente esto ocurre en Cádiz en la entrada de la carrera oficial, en las calles Palillero, Novena y Ancha. Entonces si meten un relevo antes en la calle previa que es la calle Montañés, entonces los cargadores entran frescos como si estuvieran recién salido de la capilla y nosotros llevamos ya medio recorrido. Entonces ellos nos dicen “ustedes paráis, descansáis un poquito, que nosotros vamos a seguir andando, dais platillazo y de nuevo marcha”. Y yo le digo a los músicos “mira vamos a hacer esto: entre marcha y marcha paramos descansamos un poquito, paso de tambor, platillo y marcha de nuevo”. Y los músicos me han dicho: “¿Cómo?... No, que se preparen a ver quién puede más”. Y hay músicos que tiran para delante y otros que dicen: “Mira, déjate de rollos”. Normalmente suele imponerse la idea de decir ‘quién puede más, ellos no van a parar, nosotros no vamos a parar hasta que no paren’. Es más cuestión de orgullo que de otra cosa. También en el Nazareno y otras cofradías hemos enganchado seis. También cuatro se enganchan fácilmente, incluso seis marchas.

A veces, las Hermandades suelen dictar las marchas que han de tocarse en distintos puntos del recorrido. ¿Suelen elegir las hermandades repertorios musicales acorde a su singularidad? ¿Deberían de tener las hermandades personas o hermanos que tengan un cierto mínimo de conocimientos de música procesional?

Ya no es que pidan marchas en determinados lugares. Nosotros, salvo excepciones, la mayoría de las cofradías te imponen el recorrido desde que salen hasta que se recogen. En concreto el Domingo de Ramos y Lunes Santo nos imponen el recorrido. El Martes Santo no nos imponen nada, ese día nos dicen distintas marchas en algunos sitios. El Miércoles Santo casi que no, solo nos dicen la salida, la entrada en carrera y la recogida. El Nazareno de Cádiz, nos dicen prácticamente la salida, después la Carrera oficial que está ya consensuado, y algún sitio puntual, pero tampoco. El Viernes Santo en Veracruz también suelen decirnos los sitios, y este año que tú (Miguel Ángel Lobato) has llevado el tema, pues prácticamente el recorrido entero. Lo que pasa que yo a Veracruz en concreto, aprovechando que estás tú aquí (Miguel Ángel Lobato Ramos) le pondría un repertorio más clásico del que tiene. Y en Arriate el Sábado Santo también tocamos lo que queremos la Banda.

Respecto a tener personas que tengan algunos conocimientos de marchas, yo creo que lo tienen muy sencillo, ¿sabrá alguien más de música que el director de una Banda?

Hombre, siempre hay alguien que se distingue en la hermandad por tener más conocimiento o, por lo menos, más gusto musical que el resto, pero yo creo que lo tienen muy sencillo hablando con el director. Siempre se puede llegar a un acuerdo, se puede consensuar, pero es muy sencillo: lo más fácil es hablar con el director y que se dejen aconsejar.

A mí de hecho me gustaría que algún año Vera-Cruz me dejara a mí hacer el callejero de marchas.

El pasado miércoles 27 de julio se volvió a celebrar el clásico audiovisual de Semana Santa con el acompañamiento musical de la Banda que usted dirige. Roteños y visitantes de muchas localidades se dan cita en ese evento. ¿Cuál es el motivo que se incluyan imágenes de la Semana Santa de Sevilla y no se muestren imágenes de las Hermandades de nuestra localidad como ocurría en las primeras ediciones, sirviendo de promoción y mayor conocimiento de nuestras hermandades y agrupaciones parroquiales?

Tú lo has dicho, no siempre se hace de Sevilla, ni siempre de Rota. Se ha hecho de Rota, de Jerez, de Sevilla, de Cádiz… Y la razón es por variar un poco. La verdad es que la Semana Santa de Rota las imágenes dan lo que dan. Aquí somos ‘sota caballo y rey’, mientras que las otras Semana Santa te dan más juego. Más que nada por no ser reiterativos, no es que nosotros no queramos promocionar a las cofradías. Como bien has dicho las primeras ediciones ha sido la Semana Santa de Rota. Y de hecho en esta edición ha sido de Sevilla, pero si mal no recuerdo el pasado año fue de imágenes de Rota, que se hizo el montaje con imágenes de Miguel Liaño.

Es decir que el 2011 fue de Sevilla, pero el 2010 fue de Rota, sino el 2010 sería el 2009. Pero normalmente solemos ir rotando, porque normalmente Miguel Liaño que es quien mejor material audiovisual tiene, no todo los años hace el mismo montaje. Entonces cuando a lo mejor vemos que tiene algo distinto o algo diferente se intenta meter en el audiovisual. De hecho recuerdo que en el 2010 se hizo de Rota porque una de las imágenes que se vieron en el audiovisual era de la Veracruz en su salida procesional cargado a hombros y la Virgen en parihuela. Porque eso fue de la Semana Santa de 2009.

¿Qué marchas ha compuesto usted?

Pues hasta ahora he hecho algunos arreglos que me han pedido de agrupaciones musicales a bandas: Por razones de tiempo, pero mía solo tengo una dedicada al Señor de las Penas de la Hermandad de las Penas de Cádiz. La marcha se llama ‘Señor de las Penas’, y fue un compromiso pues no tengo tiempo, entre familia, trabajo, la Banda, etc.… Pero en ese sentido me vi un poco comprometido. Vino la Junta en pleno, aquí a Rota, organizaron una cena a la que me invitaron y me encargaron que realizara la marcha del Cincuentenario de la Reorganización de la cofradía y el 450 Aniversario de la fundación. Se estrenó en el Salón Regio de la Diputación de Cádiz.

¿A qué imagen le gustaría componer una marcha procesional?

Pues lo tengo ahí. De hecho ya saqué algunas cosas y tengo algunas cosas escritas ya, aunque como ya te he dicho el problema es el tiempo. Pero si es verdad que tengo algo ya escrito para la Virgen de las Angustias de Rota.

¿Qué nos puede decir de las últimas marchas que está saliendo año tras año, que llegan incluso a carecer de estructuras, melodías, sentido, etc.?

Es lo que te decía antes. No todo se puede generalizar y meterlo en ese grupo que me estás diciendo de gente que hace marchas que no tiene estructuras, sentido, ni melodías, ni nada. Hay cosas que se hacen y son buenas, lo que ocurre es que la informática ha acercado la composición a mucha gente, pero la informática te ofrece los medios pero no suplanta los conocimientos musicales para hacer marchas. Este acercamiento ha provocado que mucha gente se dediquen a hacer marchas sin tener todavía conocimientos musicales, porque hay gente que incluso teniendo conocimientos de composición no conoce la Banda, la instrumentación.

De hecho, ha habido algunos autores que después han hecho cosas muy buenas y que al principio no conocían la instrumentación de la banda, no conocían las tesituras de los instrumentos, con lo cual al principio tú le echas un cable en ese sentido.

Ya te digo, la informática les ha acercado a mucha gente y por eso hay tantas cosas de baja calidad como me comentas, porque la informática te lo acerca pero no suplanta los conocimientos. Además de tener conocimientos de composición hay gente que aún teniendo conocimientos de composición por lo menos tienen de armonía, pero a lo mejor son gentes más de orquestas y no conocen tanto las tesituras y la instrumentación de la banda. Por lo que cualquier usuario que tenga mínimo conocimiento con un ordenador puede hacer una marcha, lo que pasa es que salen lo que salen.

¿Qué opina de la corriente de adaptar marchas de cornetas o agrupación musical a marchas procesionales para bandas de música?

Yo no soy partidario. Y ya te digo que en alguna ocasión lo he hecho porque me lo han pedido. Recuerdo que hice una adaptación de la marcha ‘Sentimiento Gitano’ para el Nazareno de Cádiz. En esta ocasión era para el paso de Cristo. El Nazareno de Cádiz va sin música y la Banda le toca a la Virgen, pero a la salida del barrio le tocamos al Nazareno hasta que sale del barrio y volvemos y le tocamos al palio, hasta la recogida que ya se vuelven a juntar los dos pasos. Entonces para las marchas que le tocamos al Nazareno en el barrio, un año le hice una adaptación de la marcha ‘Sentimiento Gitano’, pero la verdad que, a no ser que sea cosas así puntuales, a mi las adaptaciones de marchas para palios no me gustan.

¿Me podría decir el nombre de una Banda de música que le guste y que no sea la que usted dirige?

La verdad que me gusta mucho la Banda del Maestro Tejera.

¿Qué imagen de Cristo le tiene una devoción especial?

Pues si te soy sincero, como roteño de pro que soy, yo como todos los roteños, que además de tener su hermandad y cofradía pero yo creo que todos somos un poquito del Nazareno. Además es una imagen que siempre procuro cuando venimos de tocar de Cádiz, aunque venga muy cansado, lo veo y me voy para casa otra vez. Aunque está todo el año en la iglesia, pero me gusta verlo en la calle en la Madrugada.

¿Y a qué imagen de la Virgen María?

Yo soy de las Angustias.

¿Qué le parece Rota Cofrade?

Yo creo que es una web que lo que hace es promocionar el mundo cofrade dentro de nuestra localidad, y que como tal merece todos mis respetos y todo mi apoyo y el de todos los roteños que sientan un poco este mundillo cofrade.

Un mensaje para los visitantes de nuestra página web.

Que colaboren con la web, le ayuden a crecer y que poco a poco esto sea una ayudita extra para hacer que nuestra Semana Santa sea mejor de lo que a día de hoy es.

Desde Rota Cofrade agradecemos la colaboración del maestro Enrique Galán por el tiempo dedicado a la realización de esta entrevista.


Queda totalmente prohibida la reproducción integra del texto sin el consentimiento del autor,
así como la utilización de los datos o párrafos del mismo sin citar la procedencia y autoría.

El Equipo de Rota Cofrade no se responsabiliza de las opiniones vertidas en estos artículos.